fbpx
Maha Ma yoga tradicional en Barcelona

Bienvenido a nuestro blog

SOBRE LA IMPERFECCIÓN

Lo que nos hace diferentes son las imperfecciones

Robin Williams.

La imperfección es la esencia del ser humano en su inconmensurable diversidad. Es esa huella que nos identifica, la que nos hace ser distintos de la persona que tenemos al lado y nos hace ser auténticos.

En nuestra respectiva propia imperfección habita la perfección de ser tu mismo, nosotros mismos: todos podemos ser perfectamente imperfectos.

Sin embargo, y aun sabiendo que somos imperfectos, en muchos casos no nos cansamos de enfrentarnos a nuestra propia naturaleza, llegando en ocasiones a sentir una incomodidad que convierte este duelo en una obsesión.

Una obsesión vana, pues ni siquiera somos capaces de definir con exactitud en qué consiste la perfección. Y es que, en realidad, la perfección no existe: si el mundo está en constante movimiento y evolución, y nosotros somos parte de este mundo, ¿ cómo podría existir tal perfección?

Lo que sí existe es el perfeccionismo: la idea de hacer algo cada vez mejor, que no significa que un día lo puedas llevar a cabo de forma perfecta, pero que invita a mejorar. En este sentido, la imperfección constituye un motor indispensable para aspirar, si no a la perfección, sí a mejorar continuamente.

Ahora bien, la obsesión por el perfeccionismo, más que una virtud es una limitación, porque al plantearse una meta inalcanzable, lo que pretendía ser un impulso de superarse a uno mismo puede convertirse en un obstáculo, conduciéndonos de lleno al sufrimiento y la frustración.

El Yoga nos ayuda a hacernos amigos de nuestras imperfecciones. Nos ayuda a comprender que la voluntad de mejora es una actitud necesaria y saludable, pero siempre partiendo de la base de que la imperfección es parte del ser humano, por lo que es absurdo luchar contra esa condición. Y aquí juega un papel importante el comprometernos con svadhyaya, el auto-estudio, teniendo en cuenta que tomar conciencia de las propias imperfecciones es un encuentro duro con la realidad y, por lo tanto, no es un proceso fácil ni agradable; implica un difícil proceso de aceptación.

Pero cuando una persona se atreve a aceptar y mostrar su parte más defectuosa y vulnerable, se vuelve más completa y auténtica, más accesible a los demás. Y aceptar la imperfección es también un buen punto de partida para realizar cambios en lo que no está funcionando, sin retroceder ni rebelarse ante las limitaciones, pero tampoco exigiéndose imposibles, aceptando lo que no podemos cambiar. Adoptando una actitud observadora, vivenciando y experimentando, pero desprendidos de la crítica, los juicios y las comparaciones, dejando atrás el orgullo y las dinámicas competitivas con los demás, y trabajando en actitud humilde y confiada la capacidad para mostrar sin miedo la propia vulnerabilidad.

Y el Yoga puede también enseñarnos sobre la perfección: cada uno de nosotros somos reflejos de lo divino, y en ese sentido no podemos ser otra cosa que perfectos. Ocultamos ese reflejo esforzándonos en ser, hacer o convertirnos en algo que está en disarmonía con nuestra propia naturaleza. Y ahí es donde surge la imperfección. Porque, en realidad, la perfección ya existe en nuestro interior. Y ésta sí que es nuestra verdadera esencia.

 

«Soy perfecto en mis imperfecciones, seguro en mis inseguridades, feliz con mis elecciones, fuerte en tiempos de debilidad y hermoso a mi manera. Yo soy yo mismo». Anónimo.

Publicado por Fátima Longo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Publicaciones relacionadas

YS II.11 DHYĀNA HEYĀḤ TAD VŖTTAYAḤ

En este sūtra Patañjali nos confirma algo muy importante para la teoría del yoga y de los kleśa, y es que los kleśa producen vŗttis. La expresión que usa “tad-vŗttayaḥ”,…

¿Porqué Samantraka?

“Samantraka” significa aquello que es reforzado o solemnizado con la recitación de un mantra. Los mantras son pequeños fragmentos o frases extraídos de textos védicos, y por tanto, divinos, que…

¡QUEREMOS EMPEZAR CON LAS CLASES LLENAS!

Para que puedas conocernos (y nosotros a ti), y para ayudarnos a conseguir los recursos para acabar con los últimos detalles de las obras, te proponemos una cuota inicial muy especial:

3 meses de clases ilimitadas por 95€
Fecha de apertura pendiente evolución crisis coronavirus

Para darte de alta, rellena el formulario y elige si pagar por paypal o por transferencia. En ambos casos te enviaremosun correo de confirmación. No dudes en contactarnos si necesitas ayuda.
Podrás darte de baja en cualquier momento.




    Menú