fbpx
Maha Ma yoga tradicional en Barcelona

Bienvenido a nuestro blog

¿Cuántas fases tiene la respiración?

Puraka (inhalación), recaka (pronuncia: rechaka, exhalación), kumbhaka (retención): tres fases. Así contestan la mayoría de los manuales de pranayama, explicando después que hay dos tipos de kumbhaka: antara kumbhaka (interno, o sea con pulmones llenos) y bahya kumbhaka (externo, o sea con pulmones vacíos.

Es verdad que tanto en antara kumbhaka como en bahya kumbhaka no estoy ni inhalando ni exhalando: pero ¿de verdad podemos pensar que son calidades diferentes de la misma fase de la respiración?

Últimamente propongo a menudo a mis alumnos la práctica de la respiración yóguica consciente enlazando cada una de las fases con una estación del año.

Puraka es la primavera. Es el momento en el cual percibes el prana que entra, la expansión de la vida, la carga energética, el don de existir. ¿Qué haces cuando después de un largo camino llegas a la cima de una montaña? Miras la vista, gozas de tu estado, cierras los ojos e… inspiras profundísimamente: puraka!

Antara kumbhaka es el verano. Ya cargado de energías, cierras tus bandhas y gozas de la plenitud, pero al mismo tiempo te preparas a soltar, sabes que ya estás al máximo de energías. Como durante el verano, en que los días empiezan a hacerse más cortos y hacía el final caen las primeras hojas y por la noche a veces necesitas mangas largas…

Así llega recaka. El otoño. Es el momento de vairagya, sueltas los bandhas sueltas tensiones y aceptas que todo, incluso la respiración misma es impermanente. Aceptas y la sueltas, acompañando el caer de las hojas ya muertas, acompañando tu cuerpo pranico hacía el silencio, asegurándote que tu exhalación sea completa, para que no quede nada, ningún residuo. Es el momento de la limpieza, del drenaje, del soltar.

Finalmente el momento más duro, pero también el más intenso del ciclo respiratorio y de la vida estacional: bahya kumbhaka, el invierno. Es el estado de vacuidad, el silencio más profundo, inquietante a veces, pero el único que te permite escuchar profundamente a tu interior. Es una sensación de muerte aparente, donde percibes más claramente la necesidad de prana, de aliento, de vida. Como en un campo nevado sabes que bajo el silencio aparente de la manta de nieve hay vida lista para explotar una vez más, así en el bahya kumbhaka sabes que pronto llegará un nuevo puraka, una nueva vida, un nuevo ciclo.

Si el verano y el invierno no son lo mismo, entonces tampoco lo son antara kumbhaka y bahya kumbhaka. Son ambos momentos de inercia (tamas) pero su calidad intrínseca es profundamente diferente.

Las fases de la respiración no son tres, son cuatro: como las estaciones, las fases de la luna, los puntos cardinales.

Decía María la Judía: El uno se hace dos, los dos se hacen tres, y por medio del tercero el cuarto cumple la unidad.

 

Publicado por: Alvise Vianello

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • ¡Hermoso texto Alvise! Una pregunta: Si los kumbhakas son momentos tamásicos, ¿cuál sería el momento sáttvico de la respiración? Un abrazo

    Responder
    • Hola Naren, que alegría ver tu comentario! Gracias! Efectivamente puesto así, aplicar el concepto de “tamasico” a la retención no es nada y puede llevar a confusión. Desde el punto de vista que quiero proponer la respiración en sí es un movimiento sattvico, porqué cuando bien gestionada representa el equilibrio entre la vibración-movimiento y la vibración-inercia. El kumbhaka puede tener efectos estremadamente sattvicos, sobretodo en la calidad del kevala kumbhaka, pero en el marco de sistema ondulatorio de la respiración representa el instante tamasico. Es como si observaramos el movimiento de la respiración en forma de curva senoidal donde los momentos de kumbhaka representan la ausencia de movimiento: una calidad en si tamasica cuyos efectos en cambio pueden ser estremadamente rajasicos (cuando la retención es sustenida por demasiado tiempo) o sattvicos (cuando la retención desvela los secretos del silencio interno). Quien desarrolla bien este concepto es I.K. Taimni, que era quimico y siempre relaciona los gunas a vibraciones ondulatorias primordiales.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Publicaciones relacionadas

SOBRE LA IMPERFECCIÓN

Lo que nos hace diferentes son las imperfecciones Robin Williams. La imperfección es la esencia del ser humano en su inconmensurable diversidad. Es esa huella que nos identifica, la que…

YS II.11 DHYĀNA HEYĀḤ TAD VŖTTAYAḤ

En este sūtra Patañjali nos confirma algo muy importante para la teoría del yoga y de los kleśa, y es que los kleśa producen vŗttis. La expresión que usa “tad-vŗttayaḥ”,…

¿Porqué Samantraka?

“Samantraka” significa aquello que es reforzado o solemnizado con la recitación de un mantra. Los mantras son pequeños fragmentos o frases extraídos de textos védicos, y por tanto, divinos, que…

¡QUEREMOS EMPEZAR CON LAS CLASES LLENAS!

Para que puedas conocernos (y nosotros a ti), y para ayudarnos a conseguir los recursos para acabar con los últimos detalles de las obras, te proponemos una cuota inicial muy especial:

3 meses de clases ilimitadas por 95€
Fecha de apertura pendiente evolución crisis coronavirus

Para darte de alta, rellena el formulario y elige si pagar por paypal o por transferencia. En ambos casos te enviaremosun correo de confirmación. No dudes en contactarnos si necesitas ayuda.
Podrás darte de baja en cualquier momento.




Menú